Reemplazo de Articulación de Rodilla con Cirugía Mínimamente Invasiva (CMI) (Minimally Invasive Knee Joint Replacement)

Reemplazo de Articulación de Rodilla con CMI

Cirugía Mínimamente Invasiva

Durante los últimos 25 años, la cirugía mínimamente invasiva ha revolucionado muchos campos de la medicina. Su característica clave es el uso de técnicas e instrumentos especializados que le permiten al médico realizar una cirugía mayor sin tener que hacer una incisión grande. A este respecto, el reemplazo de articulación de rodilla con CMI es de hecho “mínimamente invasivo,” ya que requiere sólo una pequeña incisión y posiblemente causa un trauma menor en los tejidos blandos.

Reemplazo Total de Rodilla (TKR) con CMI

A diferencia del reemplazo total de rodilla (TKR, por sus siglas en inglés) convencional que requiere una gran incisión (8 a 12 pulgadas) y un trastorno importante de los músculos y tendones, el reemplazo de articulación de rodilla con CMI se realiza a través de una incisión de 3 a 4 pulgadas. La cantidad de tejido blando (músculos y tendones, etc.) que se dañan durante la cirugía también puede reducirse en comparación con las técnicas convencionales.

Recubrimiento Parcial de Rodilla (PKR) con CMI

El recubrimiento parcial de rodilla (PKR, por sus siglas en inglés) es un procedimiento mínimamente invasivo para aliviar el dolor e incapacidad de una rodilla afectada por artritis. Con el recubrimiento parcial de rodilla, se reemplaza sólo la superficie dañada de la articulación de la rodilla, con la posibilidad de minimizar el trauma que sufren los hueso y tejidos sanos. Los implantes de recubrimiento parcial de rodilla se desarrollaron tomando en cuenta las necesidades de los pacientes. Debido a que los implantes de recubrimiento parcial de rodilla son mucho más pequeños que los implantes totales de rodilla, la incisión quirúrgica también puede ser más pequeña.

Posibles Ventajas

Debido a que una menor cantidad de músculos y tendones se dañan con las técnicas mínimamente invasivas, en ocasiones su reconstrucción es más natural, el cierre de la herida es más fácil y es posible que la recuperación sea más rápida.1 Estudios clínicos han demostrado que el abordaje quirúrgico del músculo crural que se usa en las técnicas de CMI se traduce en menos dolor (tanto a los 8 días como a las 6 semanas después de la cirugía) y un restablecimiento más rápido de la fuerza y control del músculo.2 Una persona puede demorar varios meses en recuperarse de la gran incisión y el daño del músculo que acompañan al abordaje estándar.1

Riesgos Asociados a la CMI

La técnica de reemplazo de articulación de rodilla con CMI esmenos invasiva que la de reemplazo total de rodilla convencional, pero sigue siendo una cirugía mayor. Se requiere poco tiempo adicional para realizarla y puede tener ventajas para el paciente.

Como cualquier procedimiento quirúrgico mayor, los pacientes que se someten a un reempla zo total de articulaciones están en riesgo de presentar ciertas complicaciones, la gran mayoría de las cuales se pueden evitar o tratar exitosamente. De hecho, la tasa de complicaciones después de la cirugía de reemplazo de articulaciones es muy baja. Las complicaciones graves, como la infección de la articulación, se producen en menos del 2% de los pacientes.3

(Además de la posibilidad de infección, otras complicaciones incluyen coágulos, congestión pulmonar o neumonía.) Se mantienen los riesgos que se presentan normalmente en el reemplazo de articulación de rodilla convencional.

No Tiene Por Qué Vivir con Dolor Agudo de Rodilla

No tiene por qué vivir con dolor de rodilla agudo y las limitaciones que ello significa en sus actividades. Si no ha experimentado un alivio adecuado con los medicamentos y otros tratamientos tradicionales, el reemplazo de articulación de rodilla con CMI puede traerle alivio del dolor y permitirle volver a realizar sus actividades favoritas.

Para obtener más información visite el sitio Web www.aboutStryker.com y comuníquese con su médico.

Un Gran Paso Adelante en el Reemplazo de Rodilla

El reemplazo de articulación de rodilla con cirugía mínimamente invasiva es un gran paso adelante en el reemplazo de rodilla por una serie de razones, que pueden incluir una hospitalización más corta, menor pérdida de sangre1 y posiblemente menos cicatrices.

Cuando revise este folleto, haga una nota de cualquier cosa que no entienda. Su cirujano ortopédico con gusto responderá sus preguntas para que se sienta cómodo con respecto al plan de tratamiento que ha elegido.

Reemplazo de Rodilla

El reemplazode rodilla es un procedimiento quirúrgico que se realiza en los Estados Unidos desde 1960 en el que se reemplaza una articulación enferma o dañada por una articulación artificial llamada prótesis. Fabricadas con aleaciones de metal y plástico de alta calidad (cuyo propósito es simular la función del hueso y el cartílago, respectivamente), la prótesis está diseñada para moverse como una articulación humana sana. A través del tiempo, las técnicas de reemplazo de rodilla y la instrumentación han experimentado innumerables avances. Actualmente, el reemplazode rodilla es uno de los tipos de cirugía mayor más exitosos y en más del 90% de los casos no tiene complicaciones y se traduce en un considerable alivio del dolor y en el restablecimiento de la movilidad.1


Referencias:

1. White, R., Allman, J., Trauger, J., Dales, B., “Clinical Comparison of the Midvastus and Medial Parapatellar Surgical Approaches,” Clinical Orthopaedics & Related Research, 1999, 367: 117-122.
2. Tria, A.J., “Minimal Incision Total Knee Arthroplasty,” Clinical Orthopaedics & Related Research, 2003, 416: 185-190.
3. Hanssen, A.D., et al., “Evaluation and Treatment of Infection at the Site of Total Hip or Knee Arthroplasty,” JBJS, Volume. 80-A, No. 6, June 1998, pp. 910-922.