Reemplazo Total de Articulación de Rodilla (Total Knee Joint Replacement)

¿Está considerando una cirugía de reemplazo de rodilla?

Cada paciente es único, pero por lo general los candidatos para una cirugía de reemplazo de rodilla tienen:

  • Un dolor tan intenso que limita no sólo el trabajo y la recreación, sino también las actividades de rutina del diario vivir.
  • Un dolor que no se alivia con métodos de tratamiento más tradicionales, como la disminución de la actividad, medicamentos o fisioterapia.
  • Una rigidez considerable de las articulaciones y pérdida de la movilidad.
  • Las radiografías muestran una artritis avanzada u otros problemas degenerativos.

De hecho, los Institutos Nacionales de Salud han concluido recientemente que la cirugía de reemplazo de rodilla es “un tratamiento seguro y económico para aliviar el dolor y restablecer la función en pacientes que no responden a terapias no quirúrgicas.”1

No todos los reemplazos de rodilla son iguales. Los avances en el diseño de rodilla completa se traducen en implantes de rodilla que le ayudarán a sentirse bien de nuevo.

El nuevo implante de rodilla Triathlon® ha sido diseñado para permitir un movimiento natural de la rodilla, lo que alivia el dolor y restablece la movilidad.

Mientras lee, tome nota de todo aquello que no entienda. Su médico con gusto responderá sus preguntas para que se sienta cómodo y seguro con respecto al plan de tratamiento que eligió.


Stryker Corporation or its divisions or other corporate affiliated entities own, use or have applied for the following trademarks or service marks: Stryker and Triathlon. All other trademarks are trademarks of their respective owners or holders.

Lo Esencial Acerca de la Rodilla: Lo Que Debe Saber

Anatomía y Función de la Rodilla

La rodilla es la articulación más grande del cuerpo y es fundamental para prácticamente todas las actividades de rutina. La articulación de la rodilla se forma con los extremos de 3 huesos: el extremo inferior del hueso del muslo (fémur), el extremo superior del hueso de la canilla (tibia) y la rótula. Franjas de tejidos gruesos llamados ligamentos conectan los huesos y estabilizan la articulación. Un revestimiento suave parecido al plástico llamado cartílago cubre los extremos de los huesos y evita que se rocen entre sí, permitiendo el movimiento flexible y prácticamente sin fricción. El cartílago también sirve como un amortiguador, protegiendo a los huesos de las fuerzas que se ejercen entre ellos. Por último, un tejido blando llamado sinovial cubre la articulación y produce un líquido lubricante que reduce la fricción y el desgaste.

Artritis: La Principal Causa del Dolor de Rodilla

Una de las causas más comunes del dolor de rodilla y de la pérdida de la movilidad es el desgaste del cartílago que recubre la articulación. Cuando esto sucede, los huesos se rozan entre ellos, causando bastante dolor e hinchazón, una enfermedad conocida como artrosis. (El trauma o la lesión directa de la rodilla también pueden provocar artrosis.) Además, sin cartílago no hay amortiguación entre los huesos de la articulación, permitiendo la acumulación de sobrecarga en los huesos, lo que contribuye al dolor.

Reemplazo de Rodilla

El reemplazo de rodilla es un procedimiento quirúrgico que se realiza en los Estados Unidos desde los años sesenta, en el que una articulación enferma o dañada se reemplaza con una articulación artificial llamada prótesis. Fabricadas con aleaciones de metal y plástico de alta calidad (para simular la función del hueso y el cartílago respectivamente), la prótesis está diseñada para moverse exactamente como una articulación humana. A través del tiempo, las técnicas e instrumentación para el reemplazo de rodilla han sufrido innumerables avances. Actualmente, el reemplazo de rodilla es uno de los tipos de cirugía mayor más seguros y exitosos y en más del 90% de los casos no tiene complicaciones y se traduce en un considerable alivio del dolor y en el restablecimiento de la movilidad.1

El Sistema de Rodilla Triathlon®

El sistema de rodilla Triathlon® representa los aportes de más de 30 años de éxito clínico de los implantes ortopédicos. Triathlon® utiliza la última tecnología para simular la forma natural en que la rodilla se dobla y gira.

La rodilla Triathlon® está diseñada para pacientes que desean volver a sentirse bien. Está diseñada para simular el movimiento natural de la rodilla, ayudando a aliviar el dolor y a restablecer la independencia.

El sistema de rodilla Triathlon® está diseñado para ofrecer a los pacientes movimientos más naturales y la posibilidad de que el implante tenga una mayor duración en el tiempo (basada en las pruebas de desgaste de laboratorio).2,3

¿Qué sucede habitualmente durante la cirugía?

En la cirugía de rodilla, ésta se flexiona y se eleva la pierna. Se separa el músculo para exponer el fémur (hueso del muslo), luego, se expone la tibia. Las superficies dañadas en el extremo del hueso del muslo se cortan para darles la forma adecuada para que se ajusten completamente a la prótesis de rodilla. Se corta la parte superior de la tibia y se le hace un orificio para sostener el vástago del componente de la tibia. De ser necesario, se corta la rótula y se adhiere su componente.

En diversas ocasiones durante la cirugía se evalúa la alineación, función y estabilidad de la articulación de la rodilla y se hacen los ajustes necesarios. Los componentes de la prótesis se implantan y cementan, se liberan los ligamentos contraídos, se reconstruye el músculo crural y se cierra la incisión.


Stryker Corporation or its divisions or other corporate affiliated entities own, use or have applied for the following trademarks or service marks: Stryker and Triathlon. All other trademarks are trademarks of their respective owners or holders.

Riesgos Asociados con el Reemplazo de Rodilla

No obstante sus buenos resultados, el reemplazo de rodilla es una cirugía mayor y como tal existen ciertos riesgos y expectativas que se deben considerar. Como en todos los procedimientos quirúrgicos mayores, los pacientes a los que se les realiza un reemplazo total de articulaciones tienen riesgo de sufrir complicaciones, la inmensa mayoría de las cuales pueden evitarse o tratarse con éxito. De hecho, la tasa de complicaciones luego de la cirugía es muy baja. Las complicaciones graves como la infección de la articulación se producen en menos del 2% de los pacientes.4 (Otras complicaciones posibles incluyen los coágulos de sangre y la congestión pulmonar o neumonía.) Hable con su médico para analizar los posibles riesgos.

La Vida Después del Reemplazo de Rodilla

La inmensa mayoría de las personas que han tenido una cirugía de reemplazo de articulaciones experimentan una disminución drástica del dolor y un mejoramiento considerable de su capacidad para participar en las actividades de la vida diaria. Sin embargo, la cirugía de reemplazo de articulaciones no le permitirá hacer más de lo que hacía antes de que aparecieran sus problemas en las articulaciones. Su médico le recomendará el nivel más adecuado de actividad luego de la cirugía de reemplazo de articulaciones.

No Tiene Por Qué Vivir con Dolor Agudo de Rodilla

Usted no tiene por qué vivir con dolor de rodilla agudo y las limitaciones que esto le causa en sus actividades. Si no ha experimentado un alivio adecuado con los medicamentos y otros tratamientos tradicionales, el reemplazo de articulación puede traerle el alivio que ha deseado por tanto tiempo y le permitirá volver a realizar sus actividades favoritas. Recuerde, aunque su médico le recomiende el reemplazo de rodilla la decisión final depende de usted. La meta final es que usted se sienta tan cómodo como sea posible con su elección y que siempre tome la mejor decisión basado en sus necesidades individuales.

Para obtener más información visite el sitio Web www.aboutStryker.com y comuníquese con su médico.


Referencias:

1. National Institutes of Health Consensus Development Conference Statement: Total Knee Replacement 12/10/03.
2. Stryker Test Report: RD-04-110.
3. Stryker Test Report: RD-03-038.
4. Hanssen, A.D., et al., “Evaluation and Treatment of Infection at the Site of a Total Hip or Knee Arthroplasty,” JBJS, Vol.80-A, No. 6, June 1998, pp. 910-922.